El yoga es una disciplina recomendable siempre, pero particularmente durante el embarazo. Son muchos sus beneficios y su ayuda para la futura madre durante los meses de gestación y, también, en el momento del parto. Simboliza celebra la maravilla de ese crecimiento del feto con la ceremonia ‘Llegada del Alma’, en el cuarto mes de embarazo.

yoga embarazo

Las asanas (posturas) del yoga prenatal aportan firmeza y resistencia al cuerpo, al tiempo que mejoran la circulación y contribuyen al equilibrio. Permiten tomar consciencia de la respiración y de su tremendo poder (muy importante de cara al parto para controlar el dolor de las contracciones). Con los cambios hormonales, el yoga acentúa la paz interior y beneficia el sueño y el buen humor.

yoga embarazo1

Algo fundamental en el yoga, muy a tener en cuenta durante la gestación: el control de la mente desde la toma de conciencia del cuerpo y el aprendizaje para sintonizar en todo momento con él. Sus expresiones son el lenguaje de tus necesidades. El yoga aporta fluidez, claridad y luz en este diálogo con uno mismo y con las emociones. Y, desde luego, multiplica la seguridad en ti.

Muy importante: si antes de quedarte embarazada practicabas yoga, es posible que muchas asanas no puedas realizarlas ahora. Una vez más, escucha a tu cuerpo y, sobre todo, a quien esté al frente de la clase. No te olvides de respirar siempre intensa y pausadamente por la nariz.

yoga embarazo2

#yoga #embarazo #yogaparaembarazadas #embarazadas #maternidad #madre #sermadre #haceryoga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *