Nace un niño en Turquía… y el primer regalo que recibe es un amuleto contra ‘el mal de ojo’. Parece una especie de ojo azul y puede ser de oro en función de la riqueza de la familia. Se conoce con el nombre de “nazar boncuk”, y es el regalo turístico más extendido en esta parte del Oriente Próximo.

ojo turquia

De hecho, es una tradición común que las madres fijen este amuleto en las ropas del bebé y, si se rompe o daña, lo sustituyan inmediatamente. Este “nazar boncuk” protege siempre en Turquía aquello que se ama: desde un niño recién nacido a una vivienda, una oficina, una tienda, un taxi… hasta una página web. Ninguna negatividad vendrá a enturbiar la vida del que porta este ‘ojo azul’ de la buena suerte.

ojo turquia1

El origen de esta creencia es antiguo. Hay que remontarse a los babilónicos y a los pueblos del antiguo Egipto, incluso se extendió entre sumerios e hititas. Para ellos, la envidia y los malos sentimientos se ‘lanzan’ a través de los ojos, como lo hacen los buenos y nobles deseos, al ser la mirada lo más expresivo del ser humano (de ahí que el amuleto sea, precisamente, un ojo). ¿Por qué azul? Puede deberse a que los pueblos del norte de Europa invadieron las tierras de Oriente; guerreros de ojos claros (azules) que fueron considerados portadores de malos augiros y de ese ‘mal de ojo’, ahora situado ya en la categoría de curiosidad cultural de todo un pueblo.

turquia ojo origen

En Simboliza, todo son buenos deseos en la ceremonia de presentación del bebé en sociedad, en la fiesta de su ‘Bienvenida al Mundo’ (www.simboliza.org); ahí la simbología de los elementos (agua, fuego, aire, tierra, éter) ayuda al perfecto desarrollo de una celebración de vida y futuro… con amplias miras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *