La mística de las flores y su simbología en relación con la feminidad, el nacimiento y la maternidad recorre la historia de las religiones y creencias a lo largo de los siglos, apareciendo en pinturas y frescos de estancias y capillas y aportando un mensaje de amor incondicional.

virgen con flores

El lirio blanco está habitualmente unido a la concepción en el cristinanismo. La Virgen y el Niño son ‘retratados’ con ángeles y flores de estas características, configurando en conjunto una llamada a la pureza, la belleza y la maternidad femeninas, plasmadas en la vida que acaba de iniciar andadura. El lirio sí, y también otras flores blancas como muguete, leucojum y las campanillas de invierno conforman el conjunto habitual en estas composiciones artísticas.

lirio blanco

En el hinduismo, la flor de loto aparece como la fertilidad a todos los niveles. Fertilidad en la concepción y fertilidad en lo espiritual: la belleza magnífica que surge de un ambiente fangoso. Los budistas relacionan el loto con Buda y, nada más y nada menos, con la iluminación. En la simbología de la flor de loto, el tallo es el cordón umbilical que mantiene al ser humano ligado a sus orígenes, mientras la flor asume la forma de los rayos solares y mira hacia el cielo. La vaina de la semilla es la fecundidad de la creación.

flor de loto hinduismo

En China, el loto es la flor de Kwan-Yin, diosa de la Compasión y Reina de los Cielos. Nuevamente, un marcado (y amoroso) carácter femenino. También volvemos los ojos a China para encontrarnos con la orquídea, el símbolo allí de fertilidad; flor, nuevamente, asociada a la mujer y al amor.

Por cierto, en Japón (y como curiosidad) Ren, que significa ‘Flor de Loto’, es un nombre utilizado tanto para chico como para chica. Ayame significa ‘Lirio’ y es exclusivamente un nombre de mujer.

ayame japon

#ceremoniasciviles #bautizo #nacimientos #maternidad #flores

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *