Mamá vuelve a quedarse embarazada y eso que todos consideran un motivo de alegría (y que Simboliza celebra con la ceremonia ‘Llegada del Alma’, en el cuarto mes de gestación) se convierte para muchos primogénitos en motivo de sufrimiento y celos. Son estos celos muy comunes entre los niños que esperan la llegada de su hermanita o hermanito.

hermano con bebe

¿Qué hacer? El que será ‘el hijo mayor’ de la pareja tenderá a sentirse desplazado; por esta razón, es muy importante involucrarle en los pasos del embarazo (contarle y facilitar que él exprese sus sentimientos y dudas), dedicarle sus momentos (sin excesos) y tener ciertos detalles (como, por ejemplo, en caso de amigos o familiares que acudan con regalos para el futuro bebé, recordarles que tengan otro para el que hasta ahora era ‘el único niño’, aunque sea un obsequio mínimo).

Algo muy habitual es que estos ‘príncipes destronados’ comiencen a comportarse como cuando eran bebés para llamar la atención sobre todo de mamá. No quieren dormir solos por la noche, vuelven a ‘hacerse pis’, quieren el biberón o el chupete… Un buen consejo que dan los expertos en pediatría es  hacer caso de estos pequeños caprichos sin darle importancia, sin reprimendas y con naturalidad. El niño se dará muy pronto cuenta que eso ya no le gusta y lo abandonará definitivamente.

hermano con bebe1

Es importante recordar esto: a las ‘tácticas’ para llamar la atención como mejor se las combate es no prestando atención alguna.

#maternidad #hermanos #primogénito #celosdehermanos #embarazo #familia

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *