Estás en los últimos  meses del embarazo… y coinciden con la llegada del verano y el calor, especialmente de este verano que se presenta mucho más caluroso de lo normal. Hay una serie de pautas que son interesantes para llevar con más ligereza la etapa final de gestación, que concluirá con el nacimiento de tu hijo. En Simboliza, esa fiesta de celebración, la de la presentación del bebé recién llegado, se denomina Bienvenida al Mundo.

embarazo en verano1

El primer consejo es natación y agua. La piscina y el mar son muy importantes. Una embarazada pesa menos nadando y, además, fortalece y da elasticidad a su musculatura sin necesidad de hacer movimientos bruscos. Sólo es conveniente evitar los baños en el último mes por si hubiera una rotura de la bolsa.

Agua, también, bebida. Mucho más importante que en cualquier otra época del año. Una embarazada debe beber alrededor de dos litros al día. El agua mejora algunas molestias que pueden aparecer asociadas con el embarazo: el estreñimiento o las piernas hinchadas.

embarazo en verano3

En la dieta, más ensaladas, legumbres, frutas y pescado (azul, especialmente) de lo habitual. Las digestiones se vuelven más pesadas. Los especialistas recuerdan siempre esto: comer durante el embarazo es ‘comer para dos’ no ‘comer por dos’.

Corregir posturas. Las piernas son muy latosas en los últimos meses del embarazo, sobre todo con altas temperaturas. Si se evita permanecer mucho tiempo parada y en pie, cruzarlas al sentarse y si, además, se duerme con ellas ligeramente en alto o de lado se evitarán molestias. Los paseos son muy beneficiosos, especialmente a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde. Si es al lado del mar, mejor que mejor: el vaivén de las olas obra maravillas en el sistema circulatorio.

embarazo en verano4

#embarazo #embarazada #verano #mujer #madres #voyasermadre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *