El color blanco, el tono del invierno, de la nieve, de las postales de Navidad, de la barba de Papa Noel, Es el color que simboliza la luz, la bondad, la inocencia y la pureza. Es el color vinculado a los nacimientos y a los niños. Y el color de muchos ropajes de bautizo en las celebraciones más tradicionales y de las prendas de los bebés.

bebe de blanco

Esa connotación positiva de inicio afortunado, de seguridad y limpieza, es la que arropa la ceremonia ‘Bienvenida al mundo’ (bautizo) de Simboliza (www.simboliza.org) donde padres, familiares y amigos aportan feliz energía para el camino de ese bebé que acaba de llegar.

El blanco implica frescura y es un tono asociado a la imagen de los ángeles, otro de los símbolos navideños más característicos. Tanto en la tradición de Occidente como en la de Oriente, el blanco es sinónimo de lo absoluto, de la unidad y de la paz y, si nos adentramos en la Cromoterapia, a este color se le reconocen las propiedades de consolidar y fortalecer las relaciones afectivas, así como purificar el organismo, especialmente el estómago, y favorecer el embarazo, los partos y la lactancia (nuevamente la relación con la infancia). El blanco, además, alivia la ansiedad y colabora en la meditación.

bebe de blanco1

Para los chinos, el blanco (que en mandarín se pronuncia ‘bai’) significa brillantez y claridad. En el Tíbet, el blanco es un color de los buenos auspicios, de la suerte; por esta razón, los tibetanos tienen la costumbre de obsequiar a los recién llegados con la llamada ‘blanca hada’: pieza de seda que se usa como regalo de bienvenida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *