Para los indúes, dar el nombre a un bebé es algo más que una referencia de diferenciación o meramente estética. Al nombre, por el que queda inscrito un recién nacido, se le dá además un valor humanista o religioso, factor que se cree influye a lo largo de toda la vida del individuo.

En el caso que al recién nacido se le otorgue un nombre de una deidad o de un santo entonces es por qué se venera o solicita protección del mismo para el recién nacido.

Otras veces, se otorga un nombre secreto, que sirve para abarcar la personalidad del nombrado y así protegerle de sus enemigos. En estos casos se facilita habitualmente un segundo nombre para la distinción en la vida corriente.

NoolKettu

La casta a la que se pertenece también influye sobre el nombre. Por citar unos ejemplos, si se le otorga al bebé el nombre de un sacerdote (brahmán) entonces ese nuevo ser tendrá un valor religioso/misión prioritario en su vida; si se concede el nombre de un guerrero conllevaría unos valores relacionados con la fortaleza y si se le da el nombre de un comerciante muy probablemente potenciaría valores de prosperidad y riqueza. De esta forma, se establece una correlación entre los nombres propios y los apellidos distintivos de cada casta.

La ceremonia del bautismo civil en la India, denominada nâmakarana, puede tener lugar entre el décimo día tras el nacimiento y el año. Para ello se elige una fecha apropiada en la que se eviten los eclipses y los periodos de luto.

Un rito de bautizo civil se inicia con la purificación de la casa con el fin de limpiarla de las impurezas del nacimiento. Posteriormente, se arropa al niño en telas limpias y la madre lo entrega al padre. La ceremonia tiene lugar delante del fuego y se realizan ofrendas de alimentos y flores. También se cantan mantras y se recitan textos místicos. Finalmente, el padre vocea en tono alto y cálido el nombre elegido para su hijo. Este es un acto social de gran importancia y es preceptivo invitar a todos los miembros de la familia y allegados, así como obsequiarles con regalos, alimentar a los brahmanes y efectuar obras de caridad en nombre del recién bautizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *